Guía de limpieza

Te recomiendo lavar tu compresa antes del primer uso.

Tus compresas están limpias, yo lavo una vez todos los tejidos antes de coserlas, y trabajo en un entorno muy limpio. Aun así te recomiendo lavarlas pues el algodón se vuelve muy absorbente a partir del 5º o 6º lavado.

La sangre menstrual es fuente de vida. La mancha en los tejidos es producto de la presencia de hierro en tu flujo, reflejo de tu buena salud y de la etapa del ciclo en el que te encuentras.No siempre mancharás igual. Puede ser que haya manchas más persistentes según el dia y según tu alimentación.Estos pasos te ayudarán a cuidar tus compresas. Esta es sólo una guía de posibilidades según las experiencias compartidas, cada una encontrará la mejor forma de hacerlo. Puedes vivir este tiempo como un regalo para ti misma, de amor por tu cuerpo y tus procesos.

"Lo verdaderamente impuro no es la sangre menstrual, sino la sangre de las guerras" Hildegarda

 1. Enjuaga con agua fría, ya que el agua caliente “fija” las manchas al tejido. Cuanto antes lo hagas mejor. Enguagas bien, hasta que el agua salga clara y luego dejas en remojo para que se suelte el resto de mancha. Si no puedes limpiarla al momento, no importa, deja la compresa en remojo durante la noche, o un día entero.

2. Es mejor no utilizar jabón ya que la mayoría de jabones tiene componentes grasos que inhiben la capacidad de absorción de los tejidos, que es lo que nos interesa preservar.

Para lavar tus compresas te propongo cualquiera de estos químicos que no son contaminantes:

Agua oxigenada

Higienizante de oxígeno activo 

Es líquido, yo lo uso en un pulverizador o "flis-flis".

Percarbonato de sodio 

El Percarbonato (que no es bicarbonato, ojo) es un quimico en mini granulos. Es para mi lo más eficiente. Se aplica sobre la compresa humeda, justo después del remojo. Tapando la mancha con un "nevado" de percarbonato y dejando actuar unas horas así en humedo sin agregar más agua.

Cualquiera de estos químicos te ayudarán con las manchas, los encuentras en tiendas de limpieza o detergentes a granel, son económicos y no contaminantes.

Lo aplicas sobre la compresa enjuagada, escurrida y húmeda. Deja actuar unas horas en humedo sin añadir más agua y como un milagro la mancha desaparece y los colores de la tela se mantienen bien. Si la mancha persiste puedes repetir el proceso, dejándola más tiempo en remojo, (veras que sólo con esto la mancha se habra reducido en intensidad). Vuelve a aplicar y repetir el proceso si hace falta. Verás que no te lleva ni 5 minutos.

3. El Remojo es la clave para remover manchas. Deja la compresa en agua varias horas o un dia entero. Yo a veces las dejo en remojo todo el ciclo, y luego las lavo todas juntas, eso sí es muy importante cambiar el agua cada día y en verano hasta dos veces al dia. También puedes añadir vinagre en el agua para mantenerla desinfectada, o bien, puedes añadir al agua algún limpiador de los mencionados anteriormente y te ayudará también a que se desprendan las manchas del tejido. Escoje un producto, no los mezcles.

4. Puedes lavarlas a mano después de haber aplicado un limpiador, y dejarla secar y volver a usar durante el mismo ciclo otra vez.

5. Lavadora: recomiendo lavarlas en la lavadora al final de cada ciclo o cada cierto tiempo, a temperatura máxima de 30° (para no estropear el tejido impermeable de la base). 

Te recomiendo usar poco detergente ya que impermeabiliza los tejidos absorbentes. Si cargas menos la lavadora, la ropa se lavará mejor y esto es más efectivo que utilizar mucho detergente. Yo pongo una tercera parte del detergente que normalmente utilizaba y el resto lo completo con 2 cucharaditas generosaas de bicarbonato. La ropa queda mejor y contaminamos menos. Pruébalo!

El bicarbonato es muy económico y es un gran desodorizante higienizante no contaminante.

6.No añadas suavizante porque impermeabiliza el tejido: en su lugar va muy bien usar vinagre blanco (un chorrito en el mismo cajetín donde normalmente se usa el suavizante) y la ropa queda brillante. El olor del vinagre se desvanece enseguida con el aire.

7. No uses secadora, las altas temperaturas dañan el tejido impermeable de tu compresa. El sol es un excelente quitamanchas y desinfectante, exponerlas al sol ayudará a higienizar y quitar manchas de una forma natural, sin embargo una exposición excesiva, sobre todo en verano, puede dañar el tejido impermeable que no es resistente a altas temperaturas.

FAQS

¿Cómo funcionan?

Todas las compresas bauboLOVE llevan dentro una o más capas absorbentes y al final una capa impermeable y transpirable que impide que el flujo menstrual traspase la tela que va en contacto con la ropa interior. 

Funcionan sí, y muy bien! al ser de algodón 100% tanto la parte que va en contacto con la piel como los absorbentes internos, no provoca irritaciones en la piel, tampoco malos olores, la sangre se absorbe súper bien con el algodón. La sensación de la tela es muchísimo más agradable -pero mucho, de verdad- la experiencia es otra totalmente diferente a las compresas desechables de plástico.

La última capa, en contacto con la braga, es de pana fina de algodón para evitar que la compresa se deslice y reducir el movimiento.

¿Cómo se lavan?

Es muy fácil y lleva muy poco tiempo. La limpieza es una de las principales dudas, es normal, yo también me lo pregunté. Alguna vez habrás tenido que lavar unas bragas o alguna sábana verdad? Pues es más fácil todavía. Ahora hay técnicas y métodos que puedes aplicar de forma simple para crear tu propia rutina de lavado, verás que luego se transforma en un ritual de autocuidado.

Lo principal es agua fría y remojo -esto es clave- y mientras las dejas a remojo ocupas tu tiempo en otras cosas.

Dejar actuar en húmedo con agua oxigenada, percarbonato de sodio o algún otro producto de los que recomendamos, es muy efectivo para quitar manchas, y mientras tanto, ya sabes...tu tiempo es oro. Luego a la lavadora...¿qué habrás tardado? 5 min? 

El sol es un gran blanqueador y desinfectante, ¿lo sabías? En nuestra web en el menú encontrarás la guía de limpieza (link) una guía extensa con recomendaciones de uso para que encuentres la mejor forma de hacerlo según tu disponibilidad en cada ciclo.

¿Cada cuánto tengo que cambiarlas?

Como lleva una capa impermeable una compresa puede aguantar un día entero y no se pasará, además las capas interiores absorben muy bien el sangrado. Aun así, por comodidad e higiene mejor si las cambias más seguido, según tu sangrado y tu actividad, cada 4 - 6 hrs máximo, es mi recomendación.

¿Cuánto duran?

Siguiendo las indicaciones de limpieza del método bauboLOVE tus compresas de tela durarán como mínimo 3 años. Pero mi intención al hacerlas es que duren muchísimo más. Hay mujeres que tienen compresas que utilizan desde hace 5 y hasta más de 10 años. Las compresas bauboLOVE las confecciono desde hace más tres años (Abril-Mayo 2019) y mi mandala personal de compresas está en perfecto estado.

¿Cómo se usan?

Las compresas baubolove tienen una parte posterior de tela de pana que va en contacto con la braga, y otra parte de tela de algodón estampado que va en contacto con tu vulva. Tiene unas alas con clips que permiten que se sujeten a tu ropa interior y se mantengan en su lugar. Así que, de manera similar a como harías con una compresa convencional, tienes que colocar la capa de pana sobre tus bragas, bajar las alas y cerrar los clips sobre esta. 

Este clip puede resultar molesto si vas en bici, por ejemplo. Lo digo por experiencia, y es algo que me han comentado alguna vez. Yo lo que hago es, antes de montar en la bici, me aseguro  que el clip quede un poco más hacia adelante, llevando la compresa más hacia el ombligo como si dijéramos, pero sin exagerar…me explico? 

Gracias a la tela de pana, las compresas bauboLOVE se mantienen en su sitio más fácilmente. aún así te recomiendo usar ropa interior más bien ajustada, así las compresas se fijarán mejor y estaras mas comoda.

¿Son cómodas ?¿No abultan mucho?

Con el uso de la tela descubrirás comodidad y suavidad. Al no tener químicos ni materiales artificiales en contacto con tu piel, la absorción es natural y sin olores extraños. Podrás comprobar que la experiencia de la tela es infinitamente más agradable porque es un tacto agradable y suave. Se adaptan bien a la ropa y el cuerpo porque la capa de absorción es muy eficiente, quizás son un poco más gruesas que las desechables, pero tampoco mucho más y de paso tienen la ventaja de que con ellas no nos estamos exponiendo a los químicos y derivados del petróleo que contienen las compresas tradicionales.

¿Esto es higiénico?

Claro que sí, tanto como tu lo eres. Algunas recomendaciones importantes para mantener la limpieza es mantenerlas plegadas y a resguardo una vez limpias y bien secas, en una bolsa de tela o neceser limpio. Cambiarte cada vez que lo necesites. Cuando las tengas en remojo es importante cambiar el agua cada día, si es que las dejas varios días. Si crees que te las vas a olvidar puedes añadir un poco de vinagre blanco (un chorrito, un culo de un vaso) al agua de remojo para mantener libre de bacterias. (Yo uso vinagre blanco en el cajetín del suavizante). Es importante dejar que se sequen bien antes de guardarlas.

¿Qué beneficio personal obtengo al pasarme a la tela?

Ambiental. Huella. Salud. Infecciones y contaminación. Reconciliación con el ciclo. La reconciliación con el ciclo aporta principalmente un camino hacia la autoestima y el empoderamiento. de esto no hablare mucho para no hacer spoiler y que lo descubras tu misma, pero lo constato a diario con las mujeres que me explican como les ha cambiado su perspectiva sobre el ciclo al usar compresas de tela.